Cuidados para la piel atópica en otoño

El frío está empezando a llegar y su presencia puede afectar a nuestra piel haciendo que esté más seca, tirante y más susceptible a las agresiones externas. La bajada de temperaturas no afecta a todos los tipos de pieles por igual, siendo las pieles atópicas las que la sufren con una mayor intensidad. Es por ello, que a lo largo de esta entrada queremos hablarte sobre la piel atópica, sobre cómo el descenso de temperaturas le afecta y sobre qué cuidados ayudan a prevenir los brotes atópicos.

¿Qué es la dermatitis atópica?

La dermatitis atópica es una enfermedad de la piel que tiene como principales características la sequedad, la aparición de lesiones de enrojecimiento y la descamación en placas junto con un intenso picor.

Se calcula que en nuestro país más del 10% de los niños sufren dermatitis atópica, y aunque la atopía acompañará a quien la padece de por vida, es cierto que en la edad adulta la dermatitis atópica puede ser más silente. Aún así, también cabe decir que la dermatitis atópica no solo aparece en la infancia sino que puede aparecer a cualquier edad.

Sobre la aparición de brotes de dermatitis atópica influyen factores externos como la temperatura, la humedad, la fórmula de los jabones que utilicemos para limpiar nuestra piel, la hidratación que la aportemos, etc. También se trata de una enfermedad a la que afecta nuestro estado de ánimo, de tal manera que en épocas de estrés son más frecuentes los brotes.

 

¿Por qué afecta el otoño a la piel atópica?

El verano suele ser una época de calma para las pieles atópicas ya que la exposición solar tiende a mejorar la piel reduciendo los brotes. Así pues, los brotes de dermatitis atópica son más frecuentes entre los meses de octubre y febrero y en lugares de clima frío y seco.

En general, el clima del otoño/invierno es más seco que el del verano y si a esto le sumamos la exposición a las calefacciones, todavía lo es más. Esta sequedad ambiental de los meses más fríos afecta a la función de barrera de nuestra piel haciéndola más frágil. Por otro lado, el frío hace que nuestra piel produzca menos sebo, una grasa de acción protectora natural, y acentúa el picor. Otro factor a tener en cuenta es que la exposición solar en su justa medida resulta beneficiosa para las pieles atópicas y en los meses fríos ésta se ve disminuida.

 

¿Cómo prevenir los brotes de dermatitis atópica en otoño?

Para prevenir la aparición de brotes atópicos con la llegada del otoño, es importante seguir unas pautas diarias de higiene e hidratación, utilizando productos específicos para la limpieza de la piel y aplicando cada día tras la ducha o el baño una crema hidratante también específica para pieles atópicas. El baño o ducha te recomendamos que sea corto y con agua templada para evitar el efecto deshidratante que tiene el agua caliente sobre la piel.

La ropa también tiene un papel muy importante en la aparición de brotes atópicos, por lo que te recomendamos no abrigarte más de la cuenta para evitar sudar (ya que el sudor favorece los brotes), evitar prendas de fibras sintéticas y apostar por el algodón y cortar las etiquetas para evitar que rocen la piel.

Finalmente, también te resultará útil el uso de un humidificador en casa para combatir la sequedad del ambiente, especialmente en los momentos del día en que esté puesta la calefacción.

 

Esperamos haberte ayudado a conocer más sobre la dermatitis atópica y a cómo combatir los brotes atópicos en otoño. Si tienes alguna duda sobre la enfermedad o sobre qué productos son los adecuados para la higiene e hidratación de la piel solo tienes que pasarte por la farmacia, estaremos encantados de ayudarte.

 

Fuentes:

Multilind. La dermatitis atópica en la infancia.

Multilind. La dermatitis atópica y el frío.

Multilind. La piel de los niños, la dermatitis atópica y los cambios de estación.

Stada. La llegada del otoño reseca la piel y agrava las molestias de la dermatitis atópica.

 

0 comentarios

Escribe tu comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Agradecemos tu participación.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *