Consejos saludables para empezar el año con buen pie

¿Sabías que durante las Fiestas Navideñas tu peso puede aumentar unos 2 kg? Recupera el equilibrio a través de una alimentación y estilo de vida saludables siguiendo nuestros consejos.

Durante estas fechas es habitual dejar de lado tu rutina healthy en detrimento de recetas calóricas y suculentas, alimentos procesados y un exceso de azúcar y alcohol. Asimismo, el ambiente festivo y familiar propicia que el soffing y las largas sobremesas sustituyan nuestra práctica deportiva. A todo esto, debemos sumarle la incansable promesa que año tras año intentamos cumplir: “empiezo dieta ya”.

 

Desde Farmacia Aragonia queremos animarte a cumplir tus propósitos nutricionales y mejorar tu bienestar a través de pequeños cambios en la alimentación y el estilo de vida. Aunque en situaciones concretas se deba de implementar una dieta específica, creemos que los cambios deben ser progresivos y voluntarios para que se integren en tu rutina. De esta manera, en lugar de “hacer dieta” tendrás unas pautas para alimentarte de forma saludable. Según las organizaciones especializadas, una alimentación saludable se define como “suficiente, completa, equilibrada, satisfactoria, segura, adaptada al comensal y al entorno, sostenible y asequible”.

 

Nueve consejos saludables para empezar el año con buen pie

  1. Incrementa el consumo de fruta fresca y entera en 3 raciones diarias. Ideal como postre, combinada con yogur, integrada en tu porridge, en tus ensaladas… Siempre son un buen snack por su elevado contenido en vitaminas, nutrientes y fibra, y por ser bajos en calorías.
  2. Aumenta el consumo de verduras y hortalizas. Intenta que sean uno de los protagonistas tanto en comidas como en cenas. Si quieres mantener sus propiedades organolépticas (sabor, olor y textura) y nutricionales, te recomendamos que los cocines al vapor. ¡El motivo reside en que muchas vitaminas se pueden perder con el agua del cocinado!
  3. Escoge los farináceos integrales de grano entero. Preferiblemente aquellos que sean a base de avena, maíz, centeno, mijo, trigo… Así permitirás que tus niveles de azúcar en sangre sean regulares, traduciéndose en una mayor saciedad. A parte de ser una fuente principal de energía y vitaminas del grupo B para que te sientas vital durante todo el día.
  4. Queremos evitar la constante demonización de las grasas, y escogerlas bien es la franja de separación entre el bien y el mal. Apuesta exclusivamente por el aceite de oliva virgen extra ya que cuenta con numerosos estudios científicos que respaldan sus características cardiosaludables y metabólicas. Utilízalo en su medida para aliñar y cocinar.
  5. Prioriza el consumo de legumbres e introdúcelas en tu rutina Borra el recuerdo que tenías del colegio de que las lentejas eran aburridas e intégralas en forma de ensaladas frías, mezcladas con arroz integral, cocidas con verduras y hortalizas… Te ayudarán a mejorar el tránsito intestinal y disminuir la sensación de hambre.
  6. Con un puñado al día, vale. Sí, hablamos de los frutos secos al natural; perfectos para cualquier momento en que el hambre aparezca o como complemento de cualquier preparación. Según el estudio PREDIMED (Prevención con la Dieta Mediterránea) ejercen un papel protector en diferentes enfermedades crónicas y no se relacionan con un aumento de peso.
  7. Mantén unos óptimos niveles de hidratación bebiendo agua. Recuerda que el mínimo diario recomendado son 2 litros, o lo que es lo mismo, 8 vasos.
  8. Llevar una vida activa es clave para mantener un bienestar emocional y hacer frente al paso del tiempo de manera saludable. Con un mínimo de media hora diaria durante al menos cinco días a la semana es suficiente para reducir el riesgo de problemas de salud.
  9. Reduce el consumo de azúcar, sal, carne roja y embutidos y alimentos procesados. Así reducirás los efectos negativos que ejercen sobre la salud, como la obesidad, enfermedades metabólicas y cardiovasculares…

 

Nos gustaría que incorporaras estos consejos en tu día a día con el fin de mejorar tu salud y no entrar en el ciclo de las “dietas milagro” o pautas dietéticas extremas que no te rendirán ningún beneficio positivo. De esta manera, educarás poco a poco tus costumbres para que sean saludables y adaptadas a ti.

 

Fuente: Petits canvis per menjar millor. Documento elaborado por la Agència de Salut Pública de Catalunya. Departament de Salut. Generalitat de Catalunya. Barcelona, noviembre de 2018.

 

0 comentarios

Escribe tu comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Agradecemos tu participación.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *