Consejos para protegerte del sol tras el confinamiento

¿Sabes cómo cuidar tu piel tras el confinamiento? Uno de los temas que más preocupan en estos días es el cuidado que debemos tener al exponernos nuevamente al sol después de tantos días de confinamiento.

Pasar tantos días dentro de casa tiene importantes efectos en nuestra dermis. La poca movilidad y la no exposición a los elementos ambientales como el sol y la contaminación hacen que nuestra dermis pierda en cierto sentido los escudos protectores que crea de manera natural.

Además, debemos tener en cuenta que el nivel de radiación solar ha aumentado desde que comenzó el confinamiento. Nuestra epidermis no se ha podido adaptar de manera gradual a los cambios. Por tanto, recibirá el verano más sensible y débil. De ahí que una de las cosas que más atención debemos prestar en el post confinamiento es nuestra protección solar. Sigue estos tips y lograrás una piel saludable después de los meses de cuarentena.

 

Inicia la exposición al sol de manera progresiva

La exposición solar tras el confinamiento debe realizarse de manera gradual y progresiva. De menos tiempo a más. Comienza por unos 5 minutos los primeros días hasta llegar a los 15 o 20 minutos.

Este periodo de preparación es primordial si queremos evitar quemaduras. Siempre utilizando un protector solar de calidad y evitando las horas de mayor incidencia del sol.

 

Utiliza siempre protector solar

No importa si llevas la mascarilla o solo vas a dar un corto paseo, utiliza siempre un protector solar. Aunque el día esté nublado debemos usar protección, pues los rayos ultravioletas atraviesan las nubes y afectan igualmente a nuestra dermis.

Recuerda que es esencial su aplicación una media hora antes de salir debido a que no comienza a funcionar inmediatamente. Además, debe ser renovada cada dos horas y luego de nadar o sudar. No olvides usar también un protector labial que ofrezca una protección como mínimo factor 30.

 

Elige un protector solar de calidad que se adapte a tu piel

Es muy importante utilizar un protector solar que nos proteja de la luz ultravioleta A y B, que ofrezca un factor alto de protección y se adapte a tus características cutáneas.

Complementa tu protección solar con fotoprotectores orales que contengan antioxidantes. Ayudará a tu epidermis a mejorar sus defensas y evitar las quemaduras, arrugas y manchas. Y en caso de daño en la epidermis, contribuirán a que sane más rápidamente. Hay fotoprotectores orales que incluso favorecen el bronceado de manera saludable.

 

Evita exponerte en las horas de mayor intensidad solar

El grado de radiación ultravioleta depende de muchos factores como la estación del año, la ubicación geográfica y el clima. Pero la intensidad está determinada fundamentalmente por la inclinación con la que inciden los rayos solares.

Si sales entre las 12:00 y las 17:00 horas es fundamental usar una protección solar alta debido a que son las horas de mayor radiación solar.

 

Mantén una alimentación equilibrada

Apuesta por alimentos naturales que te ayuden a fortalecer tu epidermis y protegerte de los rayos solares. Los tomates, por ejemplo, te proporcionarán licopeno, un antioxidante que contribuye a la protección solar. Los alimentos que contienen Omega 3 evitan la supresión de la inmunidad de la dermis como respuesta a la exposición solar excesiva.

 

Utiliza ropa ligera, gorra, gafas de sol y sombreros

Los complementos también son fundamentales para nuestra protección solar y evitar quemaduras. La ropa de colores claros y textura ligera te protegerá de los efectos de los rayos solares en otras partes del cuerpo.

Sigue estos tips y brinda la mejor protección solar a tu piel. Favorece su readaptación a los elementos ambientales y evita daños cutáneos como quemaduras o manchas tras tantos días de confinamiento. Disfrutarás de un verano muy especial con toda la seguridad y tranquilidad de una buena protección solar.

 

Fuente de la imagen: Pixabay

0 comentarios

Escribe tu comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Agradecemos tu participación.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *