¿Conoces el ABCDE del melanoma?

Los días son más largos, pasamos más rato al aire libre, hace más calorcito, llevamos ropa más ligera… En esta época del año apetece salir a pasear, de terrazas, de excursión y disfrutar del sol y de los beneficios que aporta a nuestra salud (síntesis de la vitamina D, liberación de endorfinas, mejora de la calidad del sueño), ¡pero siempre con protección! Ya que si no realizamos una buena protección solar podemos sufrir daños importantes a nuestra piel. Es por ello, que especialmente en esta época del año en la farmacia hacemos hincapié en recordaros la importancia de la fotoprotección.

 

Fotoprotectores para todos

Cada vez contamos con una mayor variedad de fotoprotectores con diferentes texturas, olores, dosificadores y que se adaptan a las diferentes zonas del cuerpo y a los diferentes tipos de piel. Así que ya no nos sirven como excusa los clásicos “no me aplico fotoprotección porque no me gusta los brillos que me deja” o “no llevo el fotoprotector encima cuando paso el día fuera porque el envase es muy grande”. Así que si no acabas de dar con el protector solar perfecto para ti, ¡no te preocupes! Ven a vernos y te ayudaremos a encontrarlo.

 

Además de fotoprotección, observación

Aparte de la fotoprotección como el primer paso para prevenir lesiones de la piel como consecuencia de la exposición a la radiación solar, también es importante conocer bien nuestra propia piel para detectar cualquier posible cambio que sea indicativo de que algo no va bien.

Es por ello, que este año la campaña Euromelanoma 2018, organizada por Academia Española de Dermatología y Venereología (AEDV), se ha centrado en la importancia de realizar autoexploraciones periódicas de nuestros lunares para detectar cualquier posible anomalía en ellos. Concretamente, nos aconsejan seguir el ABCDE del melanoma en el que:

– A = Simetría: los lunares sanos son simétricos (se dividen en dos partes iguales).

– B = Borde: el borde del lunar sano está perfectamente definido.

– C = Color: los lunares sanos son de un solo color.

– D = Diámetro: si mide más de 6 milímetros es un signo de alarma.

– E = Evolución: si cambia de tamaño, forma o color se considerará un signo de alarma.

Queremos puntualizar que existen tres tipos de cáncer de piel distintos: carcinoma de células basales, carcinoma espinocelular o epidermoide y melanoma. Este último es el menos frecuente, pero a su vez, el más grave y tiene un mejor pronóstico cuanto antes sea detectado. Por este motivo, en el caso de notar una alteración en alguno de los aspectos del ABCDE del melanoma cuando explores tus lunares, acude a tu dermatólogo lo antes posible para que realice una evaluación y te indique los casos a seguir.

 

¿Cómo realizar la autoexploración de los lunares?

La AEDV recomienda que realicemos autoexploraciones de nuestros lunares una vez al mes. Para realizarlas tan solo necesitamos de unos 5 minutos, un espejo y una zona bien iluminada. El espejo te permitirá observar las zonas menos accesibles para las que también puedes pedir ayuda a tu pareja o a algún amig@ o familiar.

 

Desde Farmacia Aragonia te animamos a proteger tu piel del sol realizando un buen uso de la fotoprotección y a revisar tus lunares una vez al mes para comprobar que todo está en orden. Y recuerda que estos consejos no son solo para la época de primavera-verano, sino para todo el año. Y es que durante el resto del año, en mayor o menor medida, estamos expuestos al sol y nuestros lunares también pueden cambiar.

 

Fuentes:

Web Euromelanoma 2018.

JuntosXTuSalud. Cáncer de piel y melanoma.

 

0 comentarios

Escribe tu comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Agradecemos tu participación.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *